diciembre 21, 2016

Alcalde – Concejo, balance

Ramiro Varela Marmolejo

Un Alcalde atípico, por fuera de libreto, auténtico, transparente por acción u omisión y que evolucionó con los medios de comunicación. Ha logrado sintonizarse con la comunidad de abajo y arriba, también con el mundo político de 21 cabildantes con vuelo propio, más congresistas. En su segundo año debe convencer a la intelectualidad de la ciudad, que le exige mucho más.

Al final del 2016 un resultado administrativo aceptable, en la relación Armitage y Concejales, 22 Proyectos de Acuerdo estudiados, 15 aprobados, 3 archivados y en primer debate, algún control constitucional, sin ser lo deseado, mayor independencia cabildantes y gobierno, mejorando democracia local.

La Administración recibió apoyo con la aprobación del Plan de Desarrollo 2016- 2019, del presupuesto de 2017 por $2.8 billones, salvavidas transitorio al MIO en 2 Acuerdos Municipales, con $55 mil millones por tasa de congestión y aporte municipal. Y el 2018 arranca con la autorización del crédito por $360 mil millones para invertir en educación y otros frentes, más una Reforma Administrativa que busca acercar al ciudadano con el Municipio.

Dentro del control constitucional a pesar de las 179 sesiones plenarias en el año 2016, el Concejo, Contraloría, Personería y la Administración Municipal no han precisado las noticias del año: Que va a pasar con Emcali? Con el agua de la ciudad, el MIO, la movilidad , Megaobras faltantes, el mejoramiento de la calidad educativa, la disminución de la inseguridad, la informalidad laboral y los procesos de corrupción entre el 2004- 2015?

Indudablemente se respira un mejor ambiente en la ciudad, con la imagen del Alcalde, disminución del desempleo, tarea hacia lo social, los humildes y la apuesta de mejorar los ingresos de los caleños.

P.D. El año nos deja, una gobernadora, Dilian y alcalde, Maurice, que trabajan “juntos, pero no revueltos” y eso está mal. El 2017 a fumar la pipa de la paz