Marzo 15, 2017

Le proporciona a la piel los elementos para crear colágeno

Agua de rosas orgánicas fortalece sistema inmune

Hasta ahora el agua de rosas producida por el profesor Rafael Hernández, de la Universidad de Colombia (U.N.) y quien hace años estudia la relación entre la energía electromagnética y su impacto en la salud de las personas, es la única del país que certifica su elaboración con rosas cultivadas libres de pesticidas, un aspecto clave porque estás sustancias son tóxicas y pueden tener efectos cancerígenos.

En efecto, al hacer el análisis químico del aceite esencial de la rosa centifolia, se comprobó que el producto está libre de pesticidas y tiene propiedades desinflamatorias, alivia la irritación y la resequedad, entre otras.

En los análisis, realizados con los cultivos de rosas de una finca orgánica en Tibaná (Boyacá), participaron investigadores del grupo “Productos naturales vegetales bioactivos y química ecológica” de la Facultad de Ciencias de la U.N.

El estudio del aceite esencial de los pétalos de rosa se hizo por medio de la cromatografía, método que permitió analizar que de 485 pesticidas organofosforados (con fósforo) el agua de rosas no contiene ninguno.

Según Bárbara Mercedes Moreno, docente del Departamento de Química de la U.N., “los pesticidas pueden llegar a las corrientes de agua y bioacumularse en los animales como peces o cultivos de alimentos que luego consumimos. Estos compuestos llegan al hígado y a los riñones y los seres humanos no tenemos la capacidad de eliminarlos”.

El color de la rosa se debe a la presencia de pigmentos llamados flavonoides como las antocianinas, las catequinas y las epicatequinas, entre otros, que le dan el tono característico y son todos antioxidantes muy potentes.

Estrés electromagnético
El grupo de investigación, liderado por el doctor Hernández, trabaja en temas de agroindustria verde, porque según él, “las personas que viven en la ciudad padecen estrés electromagnético, por lo que es frecuente encontrar irritación en los ojos, resequedad en la piel, problemas de comportamiento o depresión, todas estas patologías que se dan como respuestas biológicas a las radiaciones”.

Por eso empezó a trabajar en el agua de rosas, cuya loción se puede utilizar en quemaduras, porque gracias a ella la recuperación es muy rápida y alivia las heridas por sus propiedades antisépticas.

Además los cuadros de estudio microbiológico muestran que tiene un comportamiento contra bacterias como Escherichia coli y Salmonella, las cuales se encuentra en el tracto gastrointestinal de los humanos

Hasta el momento se le ha hecho un seguimiento a la calidad del producto, observando que tiene una estabilidad de tres años. Al analizar la composición química de la flor entera, se encontró la presencia de 64 compuestos de diferentes estructuras y propiedades químicas.

Con los pétalos secos de la flor el grupo también está iniciando la producción de un té hepatoprotector, es decir que protege el hígado.