noviembre 10, 2017

Advertencia a comunidad internacional

François R. Cavard M.

Como ciudadano demócrata, capitalista, respetuoso del ordenamiento legal y enemigo declarado de la izquierda colombiana comunista, narcoterrorista y reclutadora de menores con fines sexuales y criminales, ofrezco disculpas a la comunidad internacional por el inminente riesgo en el que el actual oclócrata y presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, nos está poniendo a todos en el planeta lanzando como candidato presidencial al líder del mayor cartel traficante de cocaína del mundo.

En su afán por capitular nuestra institucionalidad a la izquierda comunista narcoterrorista, al venal y rastrero presidente de Colombia le ha importado poco pasar por encima de la voluntad y de la libre determinación del pueblo colombiano.

Y si bien con esto nos tiene ad portas de una guerra civil, igualmente grave es que con esto el sátrapa esté violando uno de los principales propósitos establecidos en el párrafo 2 del Artículo 1 de los Propósitos y Principios de las Naciones Unidas, a saber: “… fomentar entre las naciones relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinación de los pueblos”.

Aunque es de extrema gravedad para nosotros como colombianos que este infame sujeto pretenda pasar por encima del Estatuto de Roma amnistiando, indultando y permitiendo elegibilidad a los miembros de las farc, criminales de lesa humanidad condenados por delitos atroces, más grave aún es para el resto del mundo la posibilidad de tener a los discípulos en narcoterrorismo de Pablo Escobar, a los aprendices políticos de los Castro cubanos y a los socios del régimen venezolano, como pares en la diplomacia internacional.