diciembre 08, 2017

La vuelta se jugará en el Campín

A remontar en Bogotá

En un apasionante compromiso típico de finales, América de Cali en condición de local perdío recibiendo a Millonarios con marcador de 2-1. Por el elenco azul anotaron Ayron del Valle y David Silva. Cristian Martínez descontó para el rojo.

Figura
Más allá de la sólida actuación de los atacantes Ayron del Valle y David Silva, la figura del compromiso indudablemente fue el cancerbero ‘charrúa’ Nicolás Vikonis. El portero embajador, contagió de seguridad a su colectivo con sus acertadas atajadas debajo de sus tres palos, en las que se incluye un penal que le evitó al delantero ‘escarlata’ Cristian Martínez Borja.

Jorge Da Silva: “Defensivamente perdimos esa solidez que habíamos mostrado”
“No tuvimos claridad en el último pase y ahí nos cogieron muy mal parados. Defensivamente perdimos esa solidez que habíamos mostrado. El segundo gol de Millonarios llegó en nuestro mejor momento. Tras el segundo gol el equipo se murió. Millonarios ganó bien porque no supimos definir el partido”, puntualizó el estratega americano.

Lo que se viene
“Quedan 90 minutos y vamos a pelear con todo. Diego Herner trabajó muy bien esta semana. Evaluaremos si puede jugar el domingo o nos inclinamos por Efraín. En Bogotá haremos un partido muy ordenado y muy inteligente”, sostuvo Da Silva.

A mi entender
Quizá fue uno de los mejores partidos de la era ‘Polilla’ con América de Cali, pero irónicamente fue con el que perdió su invicto de 11 fechas y en el que mostró mayor cantidad de falencias en su zaga. El funcionamiento de América de Cali desde la llegada del técnico uruguayo, se caracterizaba por su solidez defensiva, pero ante el cuadro ‘embajador’ se vio una defensa desconcentrada, sin ritmo, exhibiendo varios desconceptos tácticos y desordenes posicionales.

Más allá de eso, el cuadro americano mostró una seria poseión de balón, con interesantes movimientos en sus transiciones defensa – ataque. Asunto que estaba en deuda en el funcionamiento de los ‘diablos rojos’. Aunque el referente ofensivo de América de Cali, hablo de Cristian Martínez Borja genera más peligro dentro del área rival que en la zona medular, falencia reiterada que se debe corregir.

En este orden de ideas, a mi entender puedo exponerle a usted una seguridad en relación a que la serie continúa abierta, en la capital de los colombianos no hay ganador seguro. Esta percepción se genera por el mejoramiento que acabo de marcar en el funcionamiento ofensivo del elenco ‘escarlata’ y con las posibilidades que tiene Jorge Da Silva de corregir las falencias de la zaga y retornar al óptimo funcionamiento de la misma. Esto totalmente ligado al regreso del central argentino Diego Herner.